Buscar

Animales robóticos: Drones capaces de imitar la forma de desplazamiento de los animales

Desde principios de la década de los noventa la empresa Festo dedicada a la tecnología, trabaja activamente en el campo de la biónica estudiando y recreando animales en sus versiones robóticas. Basándose en la estructura biológica de estos, Festo ha logrado construir pájaros, murciélagos, animales acuáticos como la sepia, pingüinos y medusas e insectos como las hormigas y mariposas, entre otros.



Si bien todos sus proyectos nos han dejado con la boca abierta, hoy queremos hablar del BionicSwift, su último modelo de pájaro robótico que podría ser catalogado como uno de los drones más ágiles.


El diseño y funcionamiento del BionicSwift está inspirado en la estructura biológica de una golondrina y es capaz de imitar sus movimientos, logrando volar y hacer piruetas en el aire con la misma agilidad que las reales.


Como ellos han dicho, "tanto en la tecnología como en la naturaleza, una cosa es cierta: cuanto menos peso haya que mover, menores serán los gastos de material y el consumo de energía", y es por este motivo que los pájaros biónicos, teniendo una longitud corporal de 44,5 centímetros y una envergadura de 68 centímetros, pesan solo 42 gramos.


Las alas del pájaro robótico están constituidas por plumas aerodinámicas, distintas láminas superpuestas hechas con un material de espuma ultraligero y flexible pero muy robusto que son capaces de abrirse y cerrarse de manera coordinada con el aleteo silencioso de las alas.


Al batir las alas hacia arriba las plumas se separan permitiendo pasar el aire entre ellas logrando así disminuir la cantidad de fuerza que se necesita para levantarlas, y al batirlas hacia abajo se cierran para lograr una mayor sustentación, tal cual sucede en el modelo de la naturaleza. Esto lo convierte en el dron más ágil, capaz de volar incluso haciendo bucles y giros cerrados.


Además con la ayuda de un GPS inalámbrico interior con tecnología de banda ultra ancha (UWB), estas golondrinas artificiales se pueden coordinar y mover de forma autónoma por un espacio aéreo delimitado. Para ello, se instalan en una habitación varios módulos inalámbricos que funcionan como puntos de anclaje que al localizarse entre sí definen el espacio aéreo controlado.


Los pájaros robot están equipados con un marcador inalámbrico que envía señales a los puntos de anclaje, lo que permite localizar su posición exacta y enviar los datos recogidos a un ordenador central que funciona como sistema de navegación.


Esto permite planificar rutas que indicarán a los pájaros su trayectoria de vuelo. Si los pájaros se desvían de su trayectoria debido a cambios repentinos en las condiciones del entorno, como viento o temperatura, serán capaces de reaccionar de forma autónoma y corregirla inmediatamente, sin necesidad alguna de pilotos humanos.


La comunicación inalámbrica permite la localización exacta de la posición por encima de los obstáculos, incluso si el contacto visual se interrumpe parcialmente lo que garantiza un funcionamiento seguro y sin interferencias.


Los robots voladores autónomos podrían utilizarse, por ejemplo, en tareas logísticas para transportar materiales y optimizar la utilización del suelo dentro de una fábrica a través de sus pasillos aéreos.


A quienes integramos Drones Valladolid nos brillan los ojos cada vez que vemos avances como estos en el área de las aeronaves no tripuladas!


A continuación compartiremos algunas fotos de los proyectos de biónica de Festo.





Tanto la información como las imágenes han sido tomadas de la página web de la empresa Festo: www.festo.com