Buscar

DRONES: Ahora podrán volar sobre zonas pobladas

Así como cada día crece más la cantidad de tareas que se pueden realizar con drones, ha crecido su demanda, y con ella el número de estas aeronaves no tripuladas sobrevolando las ciudades. Pero hasta la fecha, las preocupaciones por la seguridad han limitado el uso de estos, siendo a menudo ilegal usarlos en áreas públicas.


Sin embargo el aumento es constante y se prevé que en un futuro no muy lejano, si no se toman las medidas necesarias, las vías aéreas se verán muy congestionadas.


Con la idea de tomar cartas en el asunto surge LABYRINTH, un proyecto europeo que tiene como objetivo organizar el tráfico de drones con la finalidad de facilitar su circulación en áreas muy densificadas y fomentar su uso. Garantizar la seguridad y la eficiencia del transporte es una de las prioridades de la UE.


Integrado por un consorcio de 13 empresas y organismos de investigación internacionales, LABYRINTH elaborará un nuevo sistema de planificación centralizada, capaz de comunicarse con todos los drones activos en un área determinada e identificar su trazado de dirección para calcular rutas alternativas que eviten posibles colisiones.


La NASA en EEUU, que está trabajando para crear centros de control de vuelo para la gestión autónoma de drones, también está investigando este nuevo enfoque.


En la actualidad en el U-Space (marco diseñado para integrar operaciones de drones en bajo nivel del espacio aéreo de la UE) se utilizan aplicaciones de geofencing o técnica perimetral. Sin embargo, aunque es una tecnología útil para evitar la presencia de drones en lugares restringidos, no está preparada para enfrentar la futura proliferación de los RPAS en áreas como las ciudades, donde el riesgo de colisión es más elevado.


Bajo la coordinación del Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial (INTA), estas organizaciones investigarán juntas durante 36 meses el diseño de aplicaciones y procedimientos que revolucionarán el transporte de drones y ayudaran a acelerar los cambios regulatorios que permiten el uso de drones en la Unión Europea.


LABYRINTH pretende así conseguir regular estas nuevas autopistas aéreas para lograr “disponer de un óptimo servicio de tráfico de drones para mejorar la seguridad y eficiencia del transporte civil terrestre, marítimo y aéreo, así como mejorar la ejecución de operaciones de emergencia y rescate”.


En Drones Valladolid nos alegramos de los avances en materia de regulación del tráfico aéreo de drones, y esperamos que el proyecto se lleve a cabo con éxito. Poder volar en zonas pobladas abrirá aún más el abanico de posibilidades para los drones.



Ciudad futurista rodeada de drones