Buscar

Drones: Grandes aliados contra la deforestación

Los bosques desaparecen de una manera alarmante, por culpa de incendios y talas desmedidas se pierden cerca de 13.000 billones de árboles al año, mientras que sólo se llega a sembrar la mitad en el mismo periodo. Por este motivo es necesario encontrar una forma de reforestar de una manera más rápida que la tradicional.


Varias compañías tecnológicas se han dedicado a estudiar las diferentes posibilidades y al parecer la solución está en los drones.


Equipados con herramientas especiales, estas aeronaves no tripuladas pueden plantar las semillas de forma automática siguiendo un recorrido previamente programado sobre un área geográfica establecida, pudiendo además ser controlados varios drones al mismo tiempo por un mismo piloto.

La ventaja que supone es inmensa, ya que cada uno de estos drones efectúa el mismo trabajo que diez personas al estilo tradicional de plantación a mano y pala, logrando además acceder a zonas de difícil acceso para el humano y reduciendo el coste en un 20%.


El sistema funciona de la siguiente manera: Los drones cuentan con una ''bolsa dispensadora'' en la cual cargan ''seed pods'', pequeñas bolas compuestas por una mezcla de tierra fértil compactada con semillas inteligentes, que dejan caer sobre el terreno a medida que avanzan. En algunos casos cuentan también con un cañón neumático para dispararlas y lograr introducirlas un poco más profundo en la tierra.


La tecnología no solo está en los drones y su sistema de dispensación sino en las seed pods, que si bien pueden parecer simples bolas de tierra tienen todo un estudio detrás. Estas están compuestas por una mezcla que posibilita que las semillas germinen semanas antes de lo habitual y almacenan la humedad, permitiendo que las plántulas sobrevivan y maduren incluso en los meses de sequía.


La compañía Flash Forest (FF), especializada en este área, ha efectuado desde el verano de 2019 varias pruebas de plantación automatizada de miles de vainas de semillas de distintas variedades de abetos, pinos, arces y abedules en distintas áreas forestales de Canadá, llegando al récord de plantar 165 árboles en tres minutos con un solo dron.


Para FF plantar árboles es la forma más rápida y barata de capturar el dióxido de carbono (CO2) que libera la civilización a la atmósfera, el cual aumenta el calentamiento del planeta y provoca el cambio climático, ya que cada árbol absorbe unos 18 kilogramos de CO2 al año y su idea es conseguir revertir ese impacto medioambiental.


Hay que tener en cuenta que los árboles deben crecer entre 10 y 20 años antes de almacenar carbono de manera eficiente, por lo que para que puedan tener un impacto en la reversión del cambio climático a mediados de este siglo, deben comenzar a plantarse en grandes cantidades y crecer lo más rápido posible ahora mismo, para lo cual es absolutamente necesaria utilizar la tecnología de drones.


El objetivo de Flash Forest es plantar un billón de árboles para el 2028. Desde Drones Valladolid apoyamos y aplaudimos su iniciativa y deseamos que logren su objetivo de bien común para el mundo entero.



Drones Flash Forest para plantar árboles.
Ejemplar de los Seed Pods que dispensan los drones. Imagen de Flash Forest.