Buscar

Equipos de DRONES se preparan para combatir una plaga de Langostas centroamericanas

Equipos de Drones y helicópteros se preparan en Costa Rica ante el riesgo de que se registre un brote de la langosta centroamericana en el país, hecho que atenta contra las plantaciones agrícolas de la región.


Las actuales condiciones climáticas y los cambios bruscos de temperatura son el ambiente propicio para la proliferación de esta plaga, alerta el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa).


La langosta centroamericana es una plaga capaz de migrar más de 150 kilómetros por día y puede afectar a más de 400 especies de plantas que producen alimentos, especialmente a los cultivos de maíz, habas, sorgo, caña de azúcar, tomate, cítricos, plátano, coco y mango, detalla el organismo internacional.


Este insecto es muy dañino y no solo afecta los cultivos sino también el pasto del ganado, por lo que hay que implementar un férreo sistema de prevención, control y vigilancia, además de capacitar a los productores.


El Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) en conjunto con personal del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) elaboraron un mapa de riesgo en la zona fronteriza por donde puede ingresar la plaga. También se reforzaron los controles fitosanitarios en el cordón fronterizo entre Panamá y Costa Rica.


En conjunto con el Oirsa se creó una comisión técnica integrada por expertos en sanidad vegetal y cuarentena agropecuaria para trazar el plan que evite la llegada al país de esta plaga.


La voracidad de una langosta de dos gramos de peso consume diariamente entre el 70% y el 100% de su peso en material fresco, es así que una manga (nube de langostas) con una densidad de 80 millones de individuos por km2, puede consumir unas 100 toneladas de alimento verde por día.


Para identificar la plaga hay que sobrevolar las plantaciones. Se trata de una plaga que deja huecos en la vegetación y en este sentido, lo más recomendable es el uso de drones.


Los Drones equipados correctamente con cámaras especiales pueden detectar enfermedades en la vegetación como también así plagas de malas hierbas o insectos.


Sobrevolar los campos con drones es una acción preventiva, pero también puede ser de combate, ya que al detectar una invasión de insectos, los drones, pueden fumigar el foco de la misma en el momento, evitando que esta logre extenderse a otros sitios.